Una de cada diez personas de las regiones en desarrollo viven con menos de 1,90 d贸lares al d铆a, que es la cantidad establecida internacionalmente como el umbral de la pobreza. Y muchos carecen de acceso a alimentos, agua potable y saneamiento adecuados, seg煤n datos del Programa de las聽Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

馃摲 Fernando Chuy

El 17 de octubre se celebra el D铆a Internacional para la Erradicaci贸n de la Pobreza, con el reto de alcanzar el primer Objetivo de Desarrollo Sostenible, que es nada menos que聽芦poner fin a la pobreza en todas sus formas y en todo el mundo禄.

Origen: D铆a Mundial para la Superaci贸n de la Pobreza Extrema

El聽D铆a Internacional para la Erradicaci贸n de la Pobreza聽fue proclamado por la聽ONU聽en 1992, pero la primera vez que se celebr贸 fue en 1987 en Par铆s, cuando m谩s de 100.000 personas se reunieron en la Plaza del Trocadero para manifestarse a favor de los Derechos humanos y la libertad en honor a las v铆ctimas de la pobreza, el hambre, la violencia y el miedo.

La convocatoria fue organizada por Joseph Wresinski, fundador del Movimiento Internacional ATD Cuarto Mundo, quien organiz贸 esta campa帽a y quiso celebrar el que se llam贸 en un primer momento聽D铆a Mundial para la Superaci贸n de la Pobreza Extrema.

Aquel d铆a, en la Plaza de Trocadero, se inscribieron los principios de los Derechos Humanos en una losa conmemorativa, que de inaugur贸 como parte de los actos contra la pobreza, y de la que se han hecho r茅plicas en todo el mundo. Una de ellas est谩 en la sede de la ONU en Nueva York.

La pobreza genera violaciones de los Derechos Humanos

La erradicaci贸n de la pobreza es uno de los mayores retos globales con que se enfrenta actualmente el mundo, en particular en 脕frica y en los pa铆ses subdesarrollados.

La pobreza no es solo una cuesti贸n econ贸mica. Se trata de un fen贸meno que comprende la falta de las capacidades b谩sicas para vivir con dignidad, como el acceso al agua potable, a la electricidad, saneamiento y alimentos.

La pobreza es en s铆 misma un problema de derechos humanos urgente y es causa y consecuencia de violaciones de los derechos humanos. Por ello, reducir la pobreza y erradicarla es una obligaci贸n de todas las sociedades.