Recientemente ocurri贸 un hecho que es importante mencionar, especialmente para que sea conocido por quienes no tuvieron acceso a esa noticia, resulta que una persona que forma parte del Organismo Judicial (OJ) se dispon铆a a viajar hacia Panam谩, ya estaba en su asiento dentro de una de las aeronaves de una de las aerol铆neas autorizadas para viajar hacia y desde Guatemala.

Este funcionario del OJ ha actuado en sinton铆a con quienes promueven el odio y fomentan la impunidad. Es de las personas que han estado al servicio de los promotores de la defensa de corruptos, violadores a los Derechos Humanos, narcotraficantes y actores importantes de las estructuras del crimen organizado. Tambi茅n se ha prestado a la persecuci贸n de quienes apegados a Derecho han defendido la democracia.

Lo que este funcionario jam谩s imagin贸, fue que iba a ser reconocido por otras personas que viajaban en esa misma aeronave y cuando se encontraba pl谩cidamente sentado, una ciudadana se le acerca y de manera directa le dice en palabras m谩s, palabras menos que ella era quien pagaba por su salario y que era un corrupto que se prestaba a desestabilizar la incipiente democracia guatemalteca.

El se帽alado por la ciudadana agach贸 la cabeza humillado por encontrarse fuera de su h谩bitat donde es protegido, se coloc贸 una gorra en la cabeza que le cubri贸 parte de la cara y luego hizo caso omiso de lo que estaba sucediendo.

Lo importante de lo sucedido, es que una guatemalteca ejerciendo el ejercicio ciudadano, expres贸 el sentir de millones de personas. Lo anterior constituye un paso trascendental, debido a que en el futuro la poblaci贸n se reservar谩 el derecho de aceptar o rechazar a quienes son nombrados para servir a la naci贸n, pero terminan haci茅ndolo a favor de un determinado grupo de poder.

El colectivo Mujeres por la Democracia, manifest贸 esta semana su descontento en contra de la gesti贸n de fiscal general Consuelo Porras en un recorrido por las principales calles de la Ciudad de Guatemala.

El colectivo Mujeres por la Democracia, manifest贸 esta semana su descontento en contra de la gesti贸n de fiscal general Consuelo Porras en un recorrido por las principales calles de la Ciudad de Guatemala. 馃摲 David Toro

Aunque ahora hay amenazas contra la ciudadana y su familia, pues quienes manejan algunas instituciones del Estado, han se帽alado que no descansar谩n hasta que se haya identificado y capturado a la persona que ejerci贸 su derecho ciudadano.

Quienes hemos trabajado por despertar ese sentimiento de conciencia en la poblaci贸n nos sentimos satisfechos, porque con esta acci贸n se demuestra que tantos a帽os de nadar contra la corriente han surtido efectos positivos. Con esto podr铆a iniciarse una pr谩ctica diferente entre funcionarios p煤blicos, que de no actuar apegados a Derecho ser谩n se帽alados por la poblaci贸n.