La antinomia social es la contradicci贸n o conflicto entre dos principios, normas o valores sociales que se presentan como incompatibles o excluyentes. Por ejemplo, la antinomia entre la libertad individual y el orden social, o entre la igualdad y la meritocracia. La antinomia social plantea un problema para la convivencia y la cohesi贸n social, ya que implica una tensi贸n entre los intereses y las expectativas de los diferentes grupos o actores sociales.

Seg煤n Emilio Durkheim (1996), la antinomia social se puede solucionar mediante la integraci贸n de los individuos en una sociedad que reconozca y respete la diversidad de las funciones y las vocaciones. Para ello, es necesario que exista una solidaridad org谩nica, basada en la interdependencia y la complementariedad de los diferentes 贸rganos sociales, y que se exprese en una conciencia colectiva com煤n que regule y oriente la acci贸n individual.聽Para Durkheim, la educaci贸n en particular, tiene un papel fundamental, pues es el medio por el cual se forma al individuo como miembro de la sociedad, se le inculca el sentido del deber y se le prepara para desempe帽ar su rol social.

Manifestantes hacen retroceder a antimotines de la Polic铆a Nacional Civil en la colonia Bethania, zona 7 de la Ciudad de Guatemala. 馃摲 Cristina Chiqu铆n

La antinomia es un tema interesante y complejo que ha ocupado a fil贸sofos, soci贸logos y juristas desde la antig眉edad. Se trata de la situaci贸n en la que dos afirmaciones o normas que parecen v谩lidas y racionales entran en conflicto o contradicci贸n, sin que haya una forma clara de resolver el problema. La antinomia plantea un desaf铆o para el pensamiento humano, pues nos obliga a cuestionar los fundamentos y los l铆mites de nuestra raz贸n, as铆 como las consecuencias pr谩cticas de nuestras decisiones.

Existen diferentes tipos y ejemplos de antinomias, seg煤n el 谩mbito en el que se presenten, la filos贸fica, la jur铆dica, la sociol贸gica, la pol铆tica y la pedag贸gica por mencionar algunas. Estas antinomias muestran que tanto la tesis como la ant铆tesis pueden ser defendidas con argumentos racionales y llegar a una s铆ntesis concluyente, pero que ninguna puede ser refutada definitivamente. En filosof铆a, una antinomia es una contradicci贸n entre dos enunciados sobre un mismo objeto o situaci贸n, que tienen una fundamentaci贸n l贸gica convincente por igual, en pedagog铆a de la misma manera una antinomia se puede dar entre aprendizaje por repetici贸n y aprendizaje por reflexi贸n, siendo contrapuestos pero validos para efectos de aprender.

Como se puede apreciar, la antinomia es un fen贸meno que afecta a diversos campos del conocimiento y de la acci贸n humana. Su estudio nos ayuda a comprender mejor los problemas y las posibilidades de nuestra raz贸n, as铆 como a buscar formas de armonizar los principios y los valores que gu铆an nuestra vida social.

La crisis generada por las acciones emprendidas por el Ministerio P煤blico de Porras Argueta y Curruchiche Cucul en contra del Tribunal Supremo Electoral, as铆 como las acciones de instituciones que gravitan en el conflicto como la Corte de Constitucionalidad, la Corte Suprema de Justicia, el Congreso y la Presidencia de la Rep煤blica, nos ejemplifican c贸mo una sociedad puede generar una sensaci贸n real de antinomia social que puede tener resultados totalmente imprevistos en la coyuntura pol铆tica.

Como consecuencia de la antinomia social existe una apostas铆a hacia el r茅gimen republicano guatemalteco, una impostura de algunos actores de poder econ贸mico, pol铆tico y social, un ominoso juego en donde el resultado previsto es la atomizaci贸n social, la degradaci贸n de las instituciones del Estado y una ingobernabilidad que puede llegar a un rompimiento del orden constitucional.

Urge un gran acuerdo de naci贸n. El llamado a presentar y convocar a esta iniciativa es el presidente electo. Es el momento de demostrar su liderazgo, de asumir que representa la unidad de los guatemaltecos.

Se debe exigir al Ministerio P煤blico que act煤e con transparencia, que no apele m谩s a la reserva de los casos, que todo el mundo sepa qu茅 es lo que se investiga y a qui茅nes. Hay que recordar que la democracia en nuestro pa铆s ha sido un proceso de largo aliento el cual ha sido manchado con la sangre de muchos de sus mejores hijos. No tiremos en saco roto ese sacrificio ciudadano.