Hace m谩s de un a帽o, fuimos testigos del robo de elecciones en la Usac. Se alzaron muchas voces de protesta, se tomaron los centros de estudio y nada pas贸. Muchos estudiantes prefirieron continuar con su vida y no apoyaron las protestas.

No hemos reaccionado ante la ilegalidad de no elegir Cortes y nos siguen viendo la cara al violentar el proceso electoral de manera flagrante con el fin de instalar un gobierno provisional que les permita salir airosos de los delitos por corrupci贸n.

La democracia, hace ratos que se fue al carajo. A Giammattei le importa un comino el pueblo. A las autoridades y Cortes les conviene que lo bueno para ellos siga. Continuar谩n embuch谩ndose los grandes sueldos por mucho m谩s tiempo y creen que pueden ser intocables si logran frenar a Ar茅valo. De ellos, no esperemos un pronunciamiento en favor de la Constituci贸n a la que han convertido en papel de ba帽o.

馃摲 David Toro

Los detractores del movimiento popular utilizan argumentos muy pobres, tales como los legales que han sido agotados hasta el cansancio. Los pronunciamientos, las marchas, las manifestaciones y finalmente, los bloqueos son la culminaci贸n de un proceso que no ha tenido respuesta favorable a sus peticiones por parte de los organismos del Estado.

El golpe, o por lo menos la intenci贸n de perpetrarlo, contin煤a en la mente de los golpistas, que as铆 se llama a quienes apoyan o persiguen que se consume la trama orquestada desde la c煤pula del poder, para evitar que el resultado de las elecciones se respete y se entregue el mando al ganador.

Se ha dicho en muchos medios que, quienes est谩n detr谩s del complot para declarar un supuesto fraude, son ciertas agrupaciones civiles y de exmilitares que son la caja de resonancia financiada por empresarios y funcionarios, inclusive, el presidente Giammattei. En la jugada, es muy evidente la participaci贸n de las Cortes y el MP, este 煤ltimo como ejecutor material de los deseos dictatoriales del jefe de jefes.

El plan les est谩 saliendo como anillo al dedo, seg煤n cuentas de los golpistas. La CC ha resuelto sin resolver. La CSJ est谩 vendida a todos los poderes. Por algo llevan m谩s de tres a帽os cobrando sueldos ilegales. El MP tiene en jaque a todos. Ella esta dispuesta a todo, antes que renunciar. Utilizar谩 todas las artima帽as, presi贸n y coacci贸n con base en las pruebas con que cuenta de los casos m谩s sonados en contra de ciertos gobernantes.

El plan es como un carrusel en donde las piezas parecen pisarse las colas en c铆rculo. Mientras permanezcan dando vueltas en ese redondel de la corrupci贸n, no pasa nada. Pero el carrusel tarde o temprano se detendr谩.

Muchas son las voces de personas individuales y representantes de muchos sectores que se han alzado para condenar las acciones de represi贸n en contra de los manifestantes, pero los partidos pol铆ticos son cada vez m谩s ajenos al clamor de sus electores y es un riesgo que podr铆an pagar en las urnas.

La democracia se fue al carajo porque no supimos defenderla con u帽as y dientes. Luego no se asombren, cuando todo lo que se ha pronosticado y ha salido a luz sobre las intenciones reales detr谩s de los golpistas, se haga realidad. Para entonces, muchas personas que hoy son copart铆cipes por acci贸n u omisi贸n se quitar谩n la venda de los ojos, pero ser谩 tarde. De una u otra manera, para bien o para mal, ese 煤ltimo estandarte que representa la alternabilidad en el poder se ha roto.

馃摲 David Toro

Pase lo que pase, a partir del robo de las cajas y las actas, estamos en un Estado de Facto, puesto que el presidente debi贸 ser el principal garante de la Constituci贸n y lejos de ello, contin煤a acuerpando la narrativa golpista. El pueblo seguir谩 en las calles y se habla de negociaciones. No es posible aceptar nada menos que la renuncia de la fiscal general y el fiscal de la Feci. De todas maneras, nada garantiza que quitando a las marionetas se acabe el problema. Tienen marionetas de repuesto que est谩n dispuestas a sacrificarse por unos cuantos millones en su cuenta.

驴Nos vamos a dejar?