Este viernes 9 de junio se llevó a cabo el en Juzgado Séptimo Penal la audiencia en la cual Juan Francisco Solórzano Foppa se acogió a la figura de aceptación de cargos ante delitos que le imputaba el Ministerio Público (MP).

Juan Solórzano Foppa fungió como jefe de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) y también como abogado fue parte de la defensa técnica del periodista José Rubén Zamora y a partir de allí se le vinculó al caso denominado “Chantaje, Impunidad y Lavado de Dinero”.

Solórzano Foppa fue imputado por los delitos de patrocinio infiel y obstaculización a la acción penal, este último luego de supuestamente presentar como  prueba en el caso de José Rubén Zamora un documento de compra-venta de una pintura que el MP señaló de ser anómalo. Fotografía de Diego Alvarado

Fiscales del MP se opusieron a que Solórzano Foppa se acogiera a la figura legal de aceptación de cargos y solicitaron al juez Fredy Orellana que rechazara la solicitud del acusado, lo anterior producto de publicaciones realizadas en redes sociales en donde Foppa afirmaba que no iba a tener un juicio justo.

Al final Orellana sí permitió que los acusados se acogieran a la referida figura legal con lo cual recibieron una condena menory recuperarán su libertad a la brevedad. Solórzano Foppa y a su colega, el abogado Justino Brito a 2 años de prisión conmutables por patrocinio infiel y obstaculización a la acción penal. Ambos quedaron inhabilitados de ejercer como abogados durante los próximos 5 años y tampoco podrán optar a ejercer empleos públicos, durante ese período.

El abogado Justino Brito durante la audiencia que se celebró hoy. Fotografía de Juan Rosales

La audiencia de reparación digna fue programada para el próximo martes 13 de junio. Foppa y Brito tienen prohibición de contradecir en cualquier medio de comunicación o en las redes sociales los crímenes que aceptaron cometer en el tribunal.